martes, 16 de abril de 2013

Top Ten Tuesday #7 || Manías Lectoras

¡Muy buenas!

¿Qué tal? Espero que bien. =)  Tras no haber actualizado ayer -porque sí, cada día se nota más la vuelta a clase y lo rápido que van a llegar de nuevo los exámenes-, hoy os dejo con un nuevo Top Ten Tuesday. En esta ocasión, es libre, puedes elegir alguno que ya te hayas perdido y que te hubiera gustado hacerlo.

En mi caso, me he decantado por las Manías Lectoras, porque me parece muy curioso y como yo me uní cuando ese ya pasó, pues... aquí os lo dejo hoy. ^^


Top Ten Tuesday es una sección semanal creada por el blog The Broke and the Bookish.

Consiste en elaborar cada martes una lista, de máximo diez puntos, sobre el tema literario que se expone para esa semana.




Mis Manías Lectoras
  1. Siempre que leo, debo tener a mano papel y bolígrafo. Me gusta apuntarme los nombres de los personajes, el lugar donde se ambienta la historia, qué relación tiene cada uno con el protagonista, etcétera, etcétera. Personalmente, esto me ayuda muchísimo, ya no solo a la hora de hacer reseñas, sino también para ubicarme bien en la historia, sobre todo en esas en las que aparecen trillones de personajes y/o se mueven por mil sitios distintos.
  2. Forrarlos. Si un libro es tapa blanda o dura, sin sobrecubierta ni solapas, tengo que forrarlo. Odio que los libros se me estropeen por los picos y que se abra, por eso el 99% de los libros que tengo así los forro, para que estén más protegidos y así evitar posibles roturas.
  3. Quitar la sobrecubierta. No en todos los libros vienen, pero los que sí cuentan con ella yo la dejo apartada mientras leo el libro. Esta es una manía o costumbre que adquirí hace unos cuatro o cinco años, porque recuerdo que leyendo el primer libro de Cazadores de Sombras no la quité y la tinta del título que aparece en el lomo sufrió graves consecuencias >·< (aún sufro por ello).
  4. Post-it. ¿Qué haría yo sin mis post-it? Me encanta ponerlos en mis citas y/o escenas favoritas. Dependiendo del libro, elijo un color u otro (si, llamadme friki, que os dejo). Antes apuntaba las citas que me gustaban en un cuaderno, pero más tarde descubrí que era más sencillo poner un post-it (de estos pequeñitos y adorables) que sobresaliera del libro para marcarla y poder releerla siempre que quisiera.
  5. Leer las sagas de seguido. Esta es una manía insalubre, la verdad, y no la cumplo siempre a rajatabla. Me gusta leerlas de seguido porque así tengo todos los detalles frescos y evito que la información se pierda en la laguna que llega a ser a veces mi cerebro; pero cuando descubres que todo el mundo habla de la misma saga, que dicen que es genial, solo lees cosas maravillosas sobre ella, y aún faltan por publicar otros libros de la misma... resulta muy difícil no caer en la tentación. 
  6. Llevar un libro, vaya donde vaya, siempre conmigo. Pues si, y desde que tengo el e-reader esto se ha vuelto ya como una parte de mi cuerpo. No puedo ir a ningún sitio sin un libro que me acompañe. Llamadme rara o lo que queráis, pero nunca se sabe cuando te hará falta la compañía de una buena historia. Normalmente, prefiero llevar libros físicos, pero a veces, por comodidad -o para que quepa en el bolso-, tiro del e-reader.
  7. No pinto, subrayo o doblo hojas en los libros. No me gusta. Desde bien pequeña, cuando empecé a leer mis primeros libros, mi madre me enseñó a que los libros hay que tratarlos como si fueran bebés: con cariño y mucho cuidado.
  8. Dividir el libro. Me explico: hay libros que se dividen en partes, pues yo las separo (o divido) con post-it; otros libros no cuentan con divisiones en partes, entonces yo divido el número de páginas totales entre cuatro, separo esas partes con post-it e intento leer al día una de esas partes. Esto último no siempre es así, porque hay libros que tienen muy buen ritmo y que me enganchan desde el principio y me los leo en el mismo día, otros me cuesta más adentrarme en la historia y por eso intento leer hasta donde he marcado (así evito que el libro me dure una eternidad, también); pero otras veces son el tiempo, las clases, los exámenes o simplemente la vida cotidiana los que me juegan malas pasadas y me impiden leer algo más de un capítulo.
  9. Apuntar mis lecturas en un cuaderno. Esto no es tan raro, la verdad, xD. Desde hace ya unos cuatro años, tengo un cuaderno en el que escribo mis lecturas mensuales. No pongo fecha de inicio y fin, porque para eso tengo anobii o good-reads, pero así puedo comprobar cuántos libros leí, por ejemplo, en marzo del 2010 y cuántos en marzo de este año. A parte, tengo otro cuaderno en el que están escritos los títulos y autores de los libros (ordenados alfabéticamente por titulo) y la nota que les doy.
  10. No presto un libro sin antes haberlo leído. Soy muy versátil a la hora de elegir mi próxima lectura, puedo pensar al día mil veces qué libro leeré en cuanto acabe con el que estoy y las mil veces elijo uno diferente. Además, me gusta estrenar mis libros, por eso no los presto sin antes haberlos leído yo -salvo a mi madre o mis hermanos, que como los tengo a mano, se lo puedo coger si lo están leyendo y me apetece leerlo a mí también.
Estas son todas mis manías. Probablemente, si pienso más detenidamente, encontraré alguna más, porque soy muy rara y tiendo a tener muchas pequeñas manías en todo, pero bueno.
¿Coincidís en alguna? ¿Añadís alguna más? Contadme. ^^

Espero que paséis un feliz martes
¡Un abrazo y nos leemos! 

21 comentarios:

  1. ¡Hola! Pues coincidimos en algunas manías =)
    Yo también pongo los post-it de colorines según los colores de la portada para marcar mis citas preferidas.
    Antes no dejaba libros sin que los hubiese leído yo primero, pero claro, teniendo tantos en la retaguardia al final cambié, ¿Quién soy yo para que esos libros tarden tanto en ser leídos? xD
    También quito las sobrecubiertas e intento que a las personas que se los dejo lo hagan también (en el 2º de cazadores de sombras lo dejé, no la quitaron, y pasó lo que tu dices -,-)
    A los libros los mimo mucho, asñi que tampoco pinto, ni doblo, ni subrayo ni nada jeje

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Un salva de aplausos para el punto 6. Yo hago lo mismo ;).

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!

    Coincido contigo TOTALMENTE en llos puntos 1, 3 y 4 jajaja Todos tenemos nuestras manías ^^ Me ha encantado esta entrada.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo en las manías 2, 3 y 9. Sobre la 5, me pasa algo parecido, sólo comienzo sagas si están concluidas y si tengo todos los ejemplares en mi poder. Y sobre la 10, directamente no presto libros, he tenido muy malas experiencias prestando libros y he quedado escarmentada.
    Me alegra ver que no soy la única con manías lectoras así ;)

    ResponderEliminar
  5. Coincido en la mayoría, por no decir en todas. ^^ Siempre voy con los libros forrados, que sino me causa estrés ver que se estropea. xD

    Besitos <3

    ResponderEliminar
  6. Coincido en la 3 la 7 y la 9 :P

    Besoooooos =)

    ResponderEliminar
  7. Creo que excepto, forrar los libros, en el resto soy igual a ti.

    BESOTES

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Coincido contigo en el apartado 3, 6, 7 y 9 :)
    Lo de forrar los libros, lo he pensado, pero con los que tengo... ¡me entra una pereza! :S

    ResponderEliminar
  10. Coincido especialmente con lo de la sobrecubierta, me paso lo mismo con CdS aunque me di cuenta pronto y la acabe quitando XD
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Coincidimos en lo de quitar la sobrecubierta...para evitar que se estropee. También en lo de leer las sagas de seguido aunque también hago excepciones jeje
    Y llevar siempre un libro conmigo...y me pasa como a ti desde que tengo el kindle...parece que es una parte de mi cuerpo más jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Coincidimos en muchas cosas >///<
    Yo también forro los libros por si acaso ¬¬ no me fío de nadie que los vaya a tocar.
    Necesito llevar un libro siempre conmigo; es una obsesión más que una manía xD
    Sieeeempre llevo pos-it y si me quedo sin ellos voy corriendo a los chinos a buscarlos. Y odio doblar páginas del libro; para mí es como maltratarlos xD
    Y yo no presto ningún libro, dejé uno, me lo devolvieron destrozado y ya nunca más jajajajaja.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  13. La 10...lo hice una vez y nunca regresó a mí....lo tengo grabado a fuego en la mente^^
    Besitos musicales

    ResponderEliminar
  14. Vaya, coincidimos en varias :D Yo también apunto mis lecturas en un cuaderno y soy incapaz de leer con la sobrecubierta puesta ^^

    En cuanto a las sagas... me pasa al contrario que a ti, me gusta leerlas con algunos libros entre medias.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Aah! somos idénticas con los libros. Menos lo de forrarlos. Yo lo que hago es hacerles una cubierta como para llevarlos en el bolso (que es donde siempre se me dañan) y se lo quito a la hora de leerlo. Y tampoco los presto. Siempre hay alguien que no le gusta devolverlos.
    Aquello de que te gusta anotar citas y eso, hay un moleskine de libros bastante bueno. Tengo entendido que cuesta como 20EUR. Puedes anotar autor, editorial, edición, citas, opinión, etc. Es mi mejor amigo después de mis bebés (mis libros).

    ResponderEliminar
  16. Coincidimos en algunos puntos, besicos guapi ^^

    ResponderEliminar
  17. Hola Vero!!!
    A ver....
    3 - Coincido, no se puede leer si a cada rato tienes que andar alineando la sobrecubierta que se cae con el libro para que no se arrugue en los bordes... es incómodo. A mi, particularmente, no me gustan las sobrecubiertas y me parece que sobran. A menos que sean muy bonitas y agreguen "algo" a la cubierta original (vi en un IMM que la cubierta de "La emperatriz de los etéreos" era transparente y daba la impresión de nevar la cubierta principal... acá no llegó esa versión)
    5 - No coincido! Todo lo contrario, si tengo varios libros de una misma saga, le intercalo otros en la lectura para no saturarme de los personajes. Peeeeeeeero intento que no pase mucho tiempo entre una lectura y otra porque me olvido de como venia la trama y me cuesta luego meterme en la historia...
    6 - Antes si. Ahora, desde que soy mamá, no se puede. Es que antes salía sola, ahora salgo con el nene y hay que prestarle atención (y en unos meses ya serán dos... jeje)
    7 - NOOOOOOOOOO, a quién se le ocurre pintar o doblar hojas!! Nunca!
    8 - Hay, amiga, en este punto CASI coincidimos. Yo también divido un libro, pero no tengo ESE ritmo de lectura!! Yo lo divido en tres y en el primer tercio pongo el marcapáginas, cuando llego allí pongo el marcapáginas en el otro tercio, así voy "midiendo" mi ritmo de lectura.
    10 - A mi también me gusta estrenar libros!!!! Y cada vez son más selectiva a la hora de prestar, cada vez me cuesta más, soy una mala persona....
    Bueno, esas son las coincidencias y no tantas. Besos!!!

    ResponderEliminar
  18. JAJA. Me alegro de no ser el único que tiene ciertas manías a ciertas cosas :)
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Yo coincido en que el libro es sagrado y no se escribe, subraya, pinta o se doban hojas en él.
    En lo de los post-it también en parte, yo no divido el libro pero si voy marcando cosas que me interesan con ellos.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  20. Lo que comparto es lo de llevar un libro a todas partes y no subrayarlos. Los único que subrayo, pero en lápiz, son los libros de la facultad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Yo soy justo al contrario que tú, NADA de FORRAR!!! Odio que se forren los libros *-* Mi hermana pequeña forró uno (que había sido mío y me encantaba), le puso el nombre con esas tiras adhesivas y luego el forrado <-< ahora, si de mayor me lo quiero llevar siempre habrá su nombre ahí +.+

    Pero coincidimos con lo de no dejarlo sin antes leerlo y lo de apuntar, aunque yo no los separo por meses, voy haciendo mi lista! ^^ Y como no el SIEMPRE llevar un libro ;)

    besitos<3

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por aquí y dejarme tu más sincera opinión, pero si no quieres que tu comentario sea eliminado recuerda hacerlo siempre con respeto y sin spam (ya sea a blogs, webs, concursos y/o similares). ¡Un abrazo!