El Fantasma de la Ópera, de Gaston Leroux


El Fantasma de la Ópera
~ Gaston Leroux ~
336 páginas · 15'95€ · Alma Clásicos Ilustrados · 9788417430610
4'5/5


La aparición de esta obra en 1910 revolucionó el género de novela de misterio y nos regaló uno de los arquetipos más fascinantes de la literatura del siglo XX: el del genio horriblemente desfigurado que anida bajo la superficie de la gran ciudad, sucumbe al amor apasionado y maquina una terrible venganza. Mezcla de romanticismo y novela gótica, esta intensa historia de desamor, música y deformidades ha dado origen a multitud de adaptaciones, desde el musical de Broadway hasta el cine alternativo estadounidense. Erik y su máscara se han convertido por derecho propio en iconos de la cultura popular, y nos proporcionan una lectura inolvidable.



Os confieso que conocía la historia del fantasma de la Ópera de oídas, pero que hasta el año pasado no me animé a leer la novela y conocer así la verdad sobre este peculiar personaje de la historia.

Ambientada en el París de finales del siglo XIX, en la Ópera Garnier, el autor nos narra la historia del fantasma de la ópera, un ser que se dedica, entre otros quehaceres, a chantajear a la dirección de la ópera, exigiendo una suma de dinero todos los meses y que se cumplan una serie de reglas muy sencillas. El problema es que la dirección de la Ópera ha cambiado, y los nuevos directores se toman estas exigencias como una broma de mal gusto del anterior director.

Por otro lado tenemos a Christine Daaé, una joven cantante de la ópera, que ha perdido recientemente a su padre, a quien estaba muy unida. También aparece dentro de la historia el vizconde Raoul de Chagny, un joven amigo de la infancia de Christine, que formará parte de los personajes principales de esta historia.

En realidad, a lo largo de la trama aparecen más de una decena de personajes, pero para mí los más importantes son Erik, Christine Daaé, Raoul de Chagny y el Persa, puesto que son los que principalmente llevan el peso de esta historia. Esto no significa que el resto de personajes no sean importantes o su papel dentro de la historia pase inadvertido, porque no es así, ya que los personajes secundarios también son una parte importante de la historia, pero se mantienen siempre en un segundo plano.

La historia gira entorno al amor que Erik siente por Christine, y el triángulo amoroso que se acaba formando entre ellos dos y Raoul de Chagny. De esta forma, vamos descubriendo cómo Erik consigue acercarse a Christine sin que ella sospeche sobre él, y lo celoso y posesivo que se vuelve cuando entra escena el vizconde Raoul, llegando a ser bastante cruel para con Christine.

De todos estos personajes, destaca por encima de todos Erik, el fantasma de la Ópera. Reconozco que ha sido un personaje que me ha fascinado, me ha sorprendido gratamente por lo bien construido que está y lo complejo que es. Según avanzamos en la trama y vamos conociendo más sobre este peculiar fantasma, descubrimos que hace el mal porque cree que es lo único que puede hacer para defenderse de una sociedad que nunca lo ha querido, que constantemente le recuerda que es un monstruo y no cesa de rechazarlo. Pero también vemos que es capaz de amar, y ese amor le lleva a volverse aún más peligroso. Somos partícipes de la dualidad que sufre el personaje, del daño psicológico causado por el constante rechazo, la falta de cariño y amor que ha tenido a lo largo de su vida... todo esto hace que Erik se convierta en un personaje increíble del que necesitas saber más.

Por otro lado, Christine es un personaje que me ha parecido bastante voluble, nunca llega a tener claros sus sentimientos, tampoco los expresa y, además, cambia constantemente de opinión. En cuanto a Raoul de Chagny, el joven vizconde enamorado de Christine, ha sido un personaje bastante plano dentro de la historia, no se dice mucho sobre él, solo detalles básicos para que el lector comprenda de quién se trata, desempeña el papel dentro de la historia sin más.

Esta novela se cataloga como novela de terror, pero no es un miedo como el que pueda provocar una historia paranormal, sino que es una constante mezcla de intriga, incertidumbre y desasosiego. Aunque al inicio nos encontramos con alguna que otra escena de tintes cómicos, en general se trata de una historia bastante dramática y trágica.

La narración al inicio me resultó algo lenta y confusa, pero poco a poco, según fui conociendo medianamente a todos los personajes y su función dentro de la Ópera, la trama se volvió bastante adictiva. Debo mencionar que la narración es rica en detalles y descripciones, incluyendo testimonios de algunos personajes, con lo que se consigue que el lector tenga todas las versiones posibles de lo sucedido durante la historia.

Una de las cosas que más me sorprendió fue descubrir que esta historia está basada en hechos reales, porque eso hizo que disfrutara y valorara aún más esta novela.

El fantasma de la Ópera es uno de esos clásicos que tienes que leer cuando tengas oportunidad de hacerlo. Una historia que te atrapa y te lleva hasta las profundidades de la Ópera de la mano de un personaje muy complejo, donde serás partícipe de uno de los triángulos amorosos más triste y dramático de la historia.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Citas Favoritas || Violet y Finch

LOS LIBROS DE RORY GILMORE | RETO DE LECTURA

Reto Abecedario