Legado de Orïsha #1. Hijos de sangre y hueso, de Tomi Adeyemi


Hijos de sangre y hueso
~ Tomi Adeyemi ~
624 páginas · 18'00€ · RBA Molino · 9788427213418
4'5/5


Zélie Adebola recuerda cuando la tierra de Orïsha desprendía magia. Pero todo cambió la noche en que esta desapareció. Por orden del rey, los maji fueron perseguidos y aniquilados.

Ahora, Zélie tiene una oportunidad de devolver la magia a su gente, pero para ello deberá ser más rápida y astuta que el príncipe heredero del trono, que está dispuesto a todo con tal de erradicar la magia para siempre.

El peligro acecha en Orïsha, donde los leopardarios de nieve campan a sus anchas y los espíritus vengativos esperan escondidos bajo el agua. Sin embargo, el mayor peligro puede ser la propia Zélie en su lucha por controlar sus poderes.

ES EL MOMENTO DE QUE ZÉLIE RECUPERE SU LEGADO. ES EL MOMENTO DE QUE UN PUEBLO RECUPERE LA ESPERANZA.




Ambientada en Orïsha, tenemos como protagonista a Zélie Adebola, una Ibawi, conocidos actualmente como dïviners, que asiste junto a otras chicas como ella a las clases de Mamá Agba. Las dîviners se caracterizan por su pelo rubio casi blanco, que tiende a rizarse cuando se usa la magia. Además de esto, Zélie pertenece a una familia de majis: personas especiales y sagradas, dotadas por los dioses celestiales con un poder diferente sobre la tierra, un don. Y esto es algo que en la actualidad está mal visto debido a que la magia está prohibida desde hace años, cuando el Rey Saran realizó el asalto y la prohibió, matando a todas las personas que tenían estos dones. Pero todo está a punto de cambiar, ya que la paz que hay en Orïsha se ve amenazada al aparecer nuevamente la magia, y esta vez, si no consiguen salvarla, desaparecerá para siempre.

Es así como Zélie se verá envuelta en una tremenda aventura junto a su hermano Tzain, Amari e Inan, quienes protagonizarán la historia junto a ella. El problema es que no todos estos personajes pertenecen al mismo bando ni luchan por los mismos intereses y objetivos.

En la historia se ve claramente la separación de clases: mientras que los maji son el bando oprimido, el rey y su gobierno son el bando opresor. Esta es una lucha constante dentro de la trama, acompañada de las luchas internas que enfrenta cada personaje, y que hacen que la historia se vuelva aún más interesante.

Sobre estos personajes, tanto Zélie, como Tazin, Amari e Inan me han encantado. Son personajes muy fuertes y valientes, pero a la vez muy humanos, cada uno lucha con sus propios demonios, algo que vamos descubriendo según avanzamos en la historia y los vamos conociendo, ya que los capítulos están narrados de forma alterna entre estos personajes.

Aunque es una historia de fantasía, los temas que se tratan dentro de la misma están a la orden del día: xenofobia, racismo, lucha de poder y unas clases sociales muy marcadas. Esto, unido a los personajes y junto al maravilloso e increíble worldbuilding que la autora ha creado, han conseguido que disfrutara muchísimo de la historia, llegando a convertirse en una de las mejores historias de fantasía que he leído en los últimos años.

El final de la historia te deja sin palabras y con una acuciante necesidad de comenzar con su segunda parte, porque es un final demasiado abierto, con muchos hilos sueltos que tienen que ir evolucionando en la segunda parte, por lo que os recomiendo tener a mano Hijos de virtud y venganza antes de acabar con esta primera entrega.

El estilo de la autora me ha gustado bastante. Es cierto que al tratarse de un mundo de fantasía nuevo, al principio puede costar adaptarse a esta nueva cultura y a las palabras con las que se define a cada tipo de personas, pero la historia es muy adictiva y la narración bastante sencilla y fluida.

Hijos de sangre y hueso es un increíble inicio de trilogía cargado de fantasía, con un mundo muy bien creado y ambientado, una sociedad que se tambalea, y unos personajes fuertes y con carácter. Una combinación que no dejará indiferente a quien lo lea.

Gracias a RBA Molino.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Citas Favoritas || Violet y Finch

Reto Abecedario

Jane Eyre, de Charlotte Brontë